Aprende a estructurar un pitch


Introducción: Preséntate de manera memorable, menciona algo especial que atraiga la atención. Problema: Explica con claridad la necesidad que detectaste. Solución: Elabora sobre tu plan para cubrir dicha necesidad, justifica tu producto y di de qué manera soluciona el problema. Mercado: Usa la técnica TAM, SAM y SOM para explicar el tamaño del mercado, no olvides mencionar tu crecimiento anual. Por qué ahora: Haz referencia a las tendencias de mercado. Puedes incluso apalancarte de los temas de moda, como fintech o criptomonedas.  Diferenciación: Explica qué te hace diferente de tu competencia, en qué aspectos destacas, cuáles son tus fortalezas. Modelo de negocio: La pregunta más importante de responder es ¿cómo ganas dinero? También puedes hablar de tu precio, margen, etc.  Métricas: Los datos dicen más que mil palabras, algunos de los principales son Facturación, CAC (Coste de Adquisición de Clientes), LTV (Life Time Value), crecimiento y usuarios activos. Colaboradores: Humaniza tu proyecto presentando a las personas que trabajan todos los días para sacarlo adelante.   Road map y datos financieros: Explica cómo se ve la realidad de tu proyecto ahora y cuáles son los planes y objetivos que quieres conseguir en los próximos meses. Menciona cuánto dinero te hace falta para lograrlos.